24
Ene

El alcalde de Salamanca presenta en Fitur la IV edición del festival Luz y Vanguardias que incorpora el río Tormes como nuevo escenario

  • La cuarta edición de este festival se celebrará en Salamanca del 13 al 16 de junio y tendrá como escenarios la Plaza Mayor, la Plaza de Anaya, el Patio de Escuelas y el río Tormes 
  • El Festival mantiene la sección de concurso internacional de videomapping. Las obras seleccionadas se proyectarán sobre la fachada del Ayuntamiento de Salamanca 
  • Además Luz y Vanguardias sigue apostando por fomentar el talento de los jóvenes universitarios que, por primera vez, proyectarán sus obras sobre la fachada del edificio histórico de la universidad 
  • Este acontecimiento se ha convertido en una cita artística, cultural y turística imprescindible, como refleja el incremento de la ocupación hotelera: más de un 37% entre la primera y la tercera edición

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, ha presentado hoy en Fitur la cuarta edición del festival Luz y Vanguardias que se celebrará en nuestra ciudad, del 13 al 16 de junio. Un año más, Salamanca se convertirá en el centro nacional de referencia de una modalidad artística que une el mundo de la plástica, el vídeo y la instalación.

La principal novedad de esta edición es que el río Tormes se incorpora como uno de los escenarios del apartado artístico del Festival. Se suma a la Plaza de Anaya, que ha sido uno de los espacios mejor valorados por los visitantes de las tres ediciones anteriores. La Plaza Mayor se mantiene como escenario de la sección de concurso; y la fachada de la Universidad acogerá las propuestas de los creadores universitarios.

El alcalde ha destacado en su intervención que “por cuarto año consecutivo Salamanca se convertirá en el centro nacional de una tendencia artística que utiliza la luz como materia prima. Durante cuatro noches, artistas consagrados y emergentes transformarán las calles de Salamanca y sus edificios singulares en lienzos sobre los que se proyectarán sus obras”.

El alcalde ha señalado que el festival es una cita artística, cultural y turística ineludible para salmantinos y visitantes. 2018 fue el año de la consolidación del Festival, como lo demuestran los datos: la tercera edición reflejó un incremento de la ocupación hotelera más de un 6% respecto a la anterior edición y un aumento del 37,1% respecto al mismo fin de semana de 2015, antes de celebrarse el festival. Los cuatro días del Festival acudieron a la Oficina de Información Turística de Salamanca 4.960 personas, un 2,58% más que en 2017

Las visitas a espacios patrimoniales en el entorno de las proyecciones como Ieronimus-Las Torres de la Catedral (1.555 personas), Scala Coeli- Las Torres de la Clerecía (789 visitantes) y Casa Lis (2.372 personas) reflejaron también un incremento en sus visitas, en un 55,03%, un 29,26% y un 38,47%, respectivamente.

Participación de los universitarios de la ciudad

En su cuarta edición el Festival continúa apostando por fomentar el talento de los estudiantes universitarios de la ciudad. Su participación ha permitido también consolidar esta cita como punto de referencia para su desarrollo académico, así como un motor para el fomento de su creatividad.

Para reconocer la creciente importancia que estos jóvenes creadores juegan en Luz y Vanguardias, este año la proyección de sus obras se traslada a un escenario privilegiado y simbólico, la fachada del edificio histórico de la Universidad. Allí las obras realizadas por estudiantes de Bellas Artes y Comunicación Audiovisual de la Universidad de Salamanca (USAL) y alumnos de máster de la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA) dispondrán de un enclave con mayor aforo para albergar con comodidad a la creciente audiencia que cada año contempla sus obras.

La participación en Luz y Vanguardias constituye para los estudiantes la primera oportunidad de mostrar su talento en el marco de una manifestación cultural en la que participan artistas de reconocimiento internacional. Asimismo, al público le proporciona una visión privilegiada de las tendencias e inquietudes temáticas y técnicas de la próxima generación de artistas y creadores visuales.

La Plaza Mayor acogerá el apartado de concurso del festival

La fachada del Ayuntamiento volverá a acoger este año el apartado de concurso de Luz y Vanguardias dirigido a artistas y empresas nacionales y extranjeras dedicadas a la creación audiovisual y el vídeo mapping. Todos ellos competirán por los dos premios del certamen, en liza, el del jurado y el del público.

La premisa es ligar el rico pasado histórico, cultural y arquitectónico de la ciudad con manifestaciones de carácter artístico y técnico basadas en la luz y directamente vinculadas con la contemporaneidad y el siglo XXI.

Los participantes deben crear una obra adaptada a la arquitectura del Ayuntamiento de Salamanca en la Plaza Mayor sobre la que se proyectarán las obras a concurso. El premio del jurado tiene una dotación económica de 15.000 euros en metálico para la obra ganadora que será elegida por un un grupo de profesionales con una destacada trayectoria en los campos del arte contemporáneo, las artes visuales y la imagen.

Por su parte, el público podrá votar en la página web www.luzyvanguardias.com su obra favorita para escoger a la ganadora que recibirá un premio de 3.000 euros.

Salamanca Ciudad de la Luz

El Ayuntamiento apostará por un nuevo producto turístico, Salamanca Ciudad de la Luz, reuniendo todos los atractivos de una ciudad inagotable, con un eje común, la luz. Para que los visitantes puedan disfrutar la Salamanca nocturna y pasear entre sus monumentos iluminados, otro de sus grandes atractivos turísticos. La ciudad cuenta con más de ochenta edificios iluminados, a los que se suma la iluminación de puentes y 35 esculturas.

Los paseos nocturnos por el casco histórico disfrutando de la espectacularidad de estos monumentos iluminados, las visitas nocturnas a Ieronimus y Scala Coeli, las torres de la Catedral y de la Clerecía, constituyen una visita sugerente y otra forma de conocer nuestra ciudad Patrimonio de la Humanidad, de noche. Se trata además de una estrategia turística con la que generar pernoctaciones en la ciudad e incrementar al mismo tiempo el gasto turístico.